Aunque algunos estados de la República se encuentran en color naranja con respecto al semáforo epidemiológico, la pandemia de coronavirus sigue propagándose por el país. Este lunes, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud – Hugo López-Gatell – compartió que la Secretaría de Salud optó por no recomendar el cierre de fronteras entre entidades, ya que esto no detendría el avance de la crisis sanitaria. 

Un ejemplo fue el Estado de México y la Ciudad de México, pues comparten un tránsito bastante cargado y tiene un cruce de población considerable; impedir el paso a las personas que trabajan de un lugar a otro no evitaría que los contagios repuntaran. 

“Los agentes infecciosos no reconocen fronteras. Raramente las fronteras entre municipios, estados o provincias y entre países significan algo para los virus. Por esa razón, habíamos expresado y lo seguimos expresando que no existe evidencia científica clara de que cerrar fronteras o impedir el paso de las personas sea un mecanismo suficientemente efectivo para impedir la propagación, aunque teóricamente suene razonable”, señaló López-Gatell. 

El pasado 29 de junio se informó que hay 220 mil 657 contagios confirmados de COVID-19 y 27 mil 121 decesos en México. En cuanto a las personas estudiadas, se alcanzó la cifra de 566 mil 602 personas.