A través de un comunicado, especialista de las universidades de Tailandia, Turku y Helsinki, indicaron que los murciélagos llegan a comer 500 especies de insectos, lo que representa que pueden ser buenos aliados del combate de plagas. El informe detalló que al estudiar el excremento de esos mamíferos se determinó que consumen una buena cantidad de invertebrados, incluidos escarabajos, moscos y polillas. El estudio se llevó a cabo en los murciélagos más predominantes del territorio finlandés, principalmente en el marrón de orejas largas. La investigación señaló que estos depredares cazan a su presa apoyándose de su vuelo y otras capturas las efectúan en la superficie.