Hace un año surgió un reto viral que alertó a los internautas. El reto básicamente consistía en agregar un número, encontrado en la web, a WhatsApp y entablar una conversación con él. Sin embargo, Momo, el nombre del destinatario, te obligaba a hacer cosas con tal de no divulgar tus datos personales que conocía gracias a que hackea tu móvil. Incluso, en algunos videos subidos por personas que hicieron el juego a manera de broma, se puede observar que Momo toma fotos de tu móvil para hacerte creer que te observa. Sin embargo, las alarmas se encendieron porque la presencia de este “ciberpersonaje” llegó hasta videos de YouTube y Apps para niños. En su aparición, acompañada de imágenes violentas, amenaza a los menores diciéndoles que si no hacen lo que les dice, dañará a sus familias. Ante esto, la Fiscalía General de la República emitió recomendaciones para los padres de familia. La más básica de ella es instalar controles parentales y ser persuasivos con sus hijos sobre la prohibición de no hablar con extraños. Además, se les pide supervisar a los niños en todo momento, particularmente al utilizar servicios de Internet o redes sociales.