Militares en Bolivia ya no pueden reprimir a protestantes.

0
64

Jeanine Áñez, presidenta de Bolvia, anuló este jueves el decreto que deslindó a los militares de consecuencias penales en la represión de las manifestaciones que han tenido lugar en el país. Las fuerzas Armadas habían exigido una norma que respaldara su intervención en las manifestaciones; 14 días después de ser aprobada, los acuerdos de las negociaciones que mantiene el Ejecutivo han sido derogadas. Los opositores aceptaron su desmovilización a cambio de la cancelación de dicho decreto; solicitaron compensaciones económicas por los 35 muertos y los heridos en manos de la presión militar y los enfrentamientos entre los dos bandos que surgieron a causa de la salido de Evo Morales del poder. 

El 15 de noviembre, un conjunto de cocineros que se trasladaban desde Sacaba hasta Cochamba fueron detenidos por la policía. 9 campesinos fueron asesinados por derribar un muro de la planta de combustible Senkata; Áñez agradeció a las Fuerzas Armadas haber impedido el atentado de la planta, como si 9 vidas no se hubieran perdido. El ministro de Defensa aseguró que los soldados no habían disparado en contra de la población. 

Los protestantes de Senkata negaron el uso de dinamita en la manifestación. “Nos quieren animalizar. Dicen que queríamos volar la planta, como si no supiéramos que eso nos mataba a todos”, declaró una de las manifestantes. 

El bloqueo de las carreteras y calles se terminó gracias a la negociación del Gobierno con los manifestantes. En el Alto – la única ciudad que resistió ante el nuevo Ejecutivo – los dirigentes que buscaban continuar con la pelea, no lograron persuadir a los vecinos de volver a trabajar tras un mes de bloqueos y protestas; Evo Morales comentó que sólo él podría detener los movimientos sociales, pero las protestas se apagaron sin la intervención del mismo. Por otro lado, Álvaro García –expresidente de Bolivia – pronosticó que existiría un levantamiento indígena tras la caída del poder del MAS (Movimiento al Socialismo). EL MAS ha perdido el yugo que tenía por sobre las organizaciones de El Alto y varios sindicatos; los cocaleros siguen reconociendo a Morales como presidente del país. 

En el parlamento el partido de Morales se ha integrado a varias iniciativas oficialistas, esto permitió que la ley para convocar a elecciones en abril, fuera aprobada por unanimidad. El gobierno de Áñez investiga por terrorismo a algunos exministros y colaboradores de Evo Morales, quienes se encuentran asilados en la Embajada de México. Morales está siendo investigado por los mismos delitos; supuestamente coordinó los bloqueos en las carreteras dese su asilo en México; Interpol emitió una notificación azul (orden que sirve para solicitar información sobre el paradero o actividades de una persona) en su contra, aunque la Fiscalía boliviana refutó este hecho. 

El gobierno ha iniciado investigaciones sobre irregularidades por parte de las autoridades de la Administración anterior; emisiones de cadenas televisabas como Telesur y Rusia Today, fueron bloqueadas de los sistemas de cable.