Medios nacionales informaron que alrededor de 500 migrantes que forman parte de un segundo contingente de la Caravana Migrante, bloquearon parcialmente la autopista México-Querétaro a la altura de la caseta de Tepotzotlán, Estado de México, debido a que los automovilistas o conductores de trasportes de cargo no quisieron subirlos a sus unidades para llevarlos o acercarlos a Querétaro. En tanto, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, indicó que los migrantes tienen derechos, pero también deben de acatar las reglas del país en el que se encuentran. “Junto con estos derechos, el migrante también tiene responsabilidades, pues tienen la obligación de acatar las leyes y reglamentos, así como las medidas para el mantenimiento del orden público de conformidad con el derecho internacional”, precisó el mandatario.