De acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos, entre importaciones y exportaciones, se concretó un máximo histórico de intercambio comercial – entre México y Estados Unidos – el pasado 2019, alcanzando la cifra de 614 mil 500 millones de dólares. Este récord refleja un avance de 0.5% anual, comparado con la información recaudad de 2018.  Por lo tanto, México se ha planteado – durante el año pasado – como el socio comercial primario para el gigante anglosajón, dejando atrás a China y Canadá. Los países antes mencionados, junto a la nación mexicana, se convergen como el 4.3% del comercio estadounidense.  Tras la riña comercial entre Donald Trump y el mandatario chino, Xi Jinping, México se coló – por primera vez – como el socio comercial con mayor impacto para Estados Unidos a principios del año pasado. Representando el 14.82% del comercio total, al exterior, del territorio estadounidense. Por su parte, los países que dejó en el camino fueron Canadá (14.77%), China (13.5%), Japón (5.3%), Alemania (4.5%), Reino Unido (3.2%), Francia (2.3%), India (2.2%) y Taiwán (2%).  En el 2018, en el podio se encontraban China (15.7%), Canadá (14.7%) y México (14.5%). Para el 2019, México escaló dos lugares debido a los 358 mil 126 millones de dólares registrados, lo que representó un incremento del 3.5%. El superávit, que se exhibió en 2019, fue de 101 mil 751 millones de dólares (26.2% más arriba que al año anterior).  Cuando China se elogiaba como el principal socio de los estadounidenses, la guerra comercial – que tuvo lugar a principios de 2018 – los descalabró por completo. La nación asiática presentó una disminución de 15.3% en su intercambio comercial, asimismo las exportaciones cayeron en un 16.2% a comparación con las cifras recaudadas en 2018. Esto representó los envíos más pobres desde 2013. Por último, las importaciones bajaron hasta 11.3% y transparentó el peor escenario entre China y EU desde 2011.