Felipe Calderón, ex presidente de la República, y Margarita Zavala, ex candidata presidencial, fundaron la asociación Libertad y Responsabilidad Democrática, la cual ha recabado todos los requisitos que demanda el registro para partidos políticos y podría recibir su registro en junio de este año. De acuerdo con el reporte presentado por el INE, 239 mil 513 ciudadanos se han adherido a la organización. No obstante, son poco menos de 239 mil 332 los suscritos que aparecen en su sitio web. La meta que se había planteado era de 300 mil individuos. El mismo reporte indicó que la organización sostuvo 231 asambleas distritales – cuando el objetivo era de sólo 250 – superando el mínimo que establece el INE (200). México Libre es la cuarta organización que cumple – de forma anticipada, pues aún no concluye el plazo – con los requisitos para convertirse en un partido político. Detrás de ella, lo hicieron partidos como Encuentro Solidario, Grupo Social Promotor de México y Redes Sociales Progresistas.  Por su parte, Fuerza Social por México es otra de las organizaciones que se encuentra en la carrera por consolidarse bajo los requisitos del INE. El martes pasado registraron 208 mil 825 seguidores, casi rozando los 233 mil 945 necesarios. En cuanto a las asambleas, el inminente partido político rebasó las expectativas e incluso realizó 5 de más.  La fecha límite para ambas organizaciones es el próximo 28 de febrero y el INE tiene la responsabilidad de – en los próximos meses – revisar minuciosamente las inscripciones, ya que se podrían duplicar con partidos políticos u otras organizaciones que tengan los mismos intereses. El pronóstico indica que para mediados de 2020 concluya el proceso y se de a conocer cual será el próximo partido político, antes obteniendo la aprobación del Consejo General.  México Libre ha publicado, en su página oficial, que el país se encuentra en una decadencia política debido a la ausencia de relaciones entre la ciudadanía y los partidos políticos. Destacaron 3 factores como causa de ello: los partidos han dejado de considerar a los ciudadanos como protagonistas y agentes principales de la política nacional; el segundo, la corrupción inmiscuida en loas fuerzas políticas ha desalentado a los sufragistas; por último, los partidos políticos han dejado de ejercer su papel de “escuela” con el que formaba principios éticos y políticos.  México Unido declaró que cuando se gesta un conglomerado de ciudadanos libres de pensamiento – con una responsabilidad política para la edificación de una nación mejorada – entonces la ciudadanía restante se ve atraída a ese movimiento, que busca plantearse como una nueva fuerza política.