El reciente brote de coronavirus en México y la caída de las bolsas y los mercados globales por la baja de los petroprecios y la incertidumbre mundial, han provocado que marcas como Volaris, Lala y Alsea perdieran más del 50 por ciento de su valor en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

De acuerdo con las cifras establecidas entre el 28 de febrero y el 20 de marzo de 2020, el índice accionario S&P/BMV IPC cayó 17 por ciento, a 34 mil 269.51 puntos porcentuales, ocasionando la pérdida en eslabones de distintas marcas mexicanas.

Entre las más afectadas se encuentra la aerolínea Volaris, que perdió 57.6 por ciento de su posición en la bolsa, recortando sus títulos de 20.1 a 8.5 pesos por papel, su menor valor del último lustro.

La operadora de cafeterías y restaurantes, Alsea, de marcas como Burger King, Starbucks, Vips, entre otras, se desplomó 53.6 por ciento, cerrando la acción en 18.50 pesos, ni siquiera lo suficiente para adquirir un pay de manzana o queso en Burger King.

Por otra parte, y aunado a la mala racha que venía encarando, Lala tuvo una pérdida de valor por acción del 28.5 por ciento, ubicando el papel en 10.50 pesos, cuatro pesos menos que el litro de leche más barato entre sus productos.

La reciente caída en los índices accionarios de estas marcas mexicanas se debe a la presencia del coronavirus en México y sus afectaciones al sector que representan. Aún sin haber entrado en la Fase 2, de contagio comunitario, el mercado mexicano se encuentra sacudido y sufriendo daño colateral por las pérdidas en Wall Street, afectando a las marcas y productos mexicanos.