Luego de la renuncia de Carlos Romero Deschamps como líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), puesto en el que estuvo 26 años, su lugar será ocupado provisionalmente por por el diputado por el PRI, Manuel Limón Hernández. Limón Hernández se desempeñaba como secretario de Actas y Acuerdos del STPRM y es hombre de toda la confianza del ex dirigente petrolero, liderará internamente el gremio para, en un plazo de 90 días, convocar elecciones para elegir nuevo líder sindical con voto secreto. Al menos siete corrientes buscan encabezar la secretaría general del sindicato tras la renuncia de Romero Deschamps. Algunas de ellas han manifestado públicamente su simpatía por el presidente López Obrador, mientras que otras se les ha relacionado con Joaquín Hernández Galicia “La Quina”, detenido en 1989 y fallecido en 2013. Romero Deschamps enfrenta 41 demandas de distintas secciones sindicales inconformes con varias elecciones y reelecciones, así como 2 investigaciones por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.