Sin protección, sin cubrebocas, sin mascarillas y con mucho qué reclamar, miles de personas recorren las calles de Berlín para protestar por todas las restricciones que les mantienen guardados ante el coronavirus.

Es muy difícil de comprender cómo, ante el alarmante número de casos de contagio que aumenta en el mundo, los ciudadanos hayan optado por salir a celebrar a las calles lo que ahí llaman el fin de la pandemia.

Entre la gente que participa en la marcha, hay comerciantes cuya actividad se ha visto limitada con las medidas que globalmente se han implementado para cuidarnos. Desde luego el reclamo generalizado tiene que ver con la sensación de pérdida de libertad de movimiento que prevalece, como es de entenderse, dentro de una pandemia de estas magnitudes.

Otras voces y pancartas, señalan la posibilidad de estar sometidos a una conspiración que lidera la industria farmacéutica de la mano con el multimillonario Bill Gates.

Al día de hoy, las cifras de Alemania son:

210,665 casos confirmados
191,781 personas recuperadas
9,224 muertes