Durante el foro “¿Están las democracias latinoamericanas secuestradas por el crimen organizado?”, organizado por la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) en Miami, el ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana, dijo que Venezuela se convirtió en una “infraestructura para el narcotráfico” en la región y su presidente, Nicolás Maduro, en el sucesor del narco colombiano Pablo Escobar. “Pablo (Escobar) soñaba con una lavandería de los fondos que obtenía con el tráfico de drogas, ahora la mayor lavandería se llama PDVSA (Petróleos de Venezuela)”, indicó Pastrana. El ex mandatario de Colombia (1998-2002) subrayó que “el narcotráfico se suma a la crisis humanitaria y el éxodo de miles de personas que huyen del país como elemento desestabilizador en la región”. También dijo que en el 2000, un año después de la llegada al poder de Hugo Chávez, no había narcotráfico en Venezuela, pero en muy corto tiempo “logró un Estado narco”. En su oportunidad, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, señaló que actualmente “las actividades más rentables en Venezuela tienen que ver con la ilegalidad” y aseguró que el país sudamericano “facilita para el narcotráfico la infraestructura” a través de puertos, aeropuertos y otros servicios de transporte. Cabe señalar que en el foro también participaron los ex mandatarios Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Eduardo Frei Ruiz-Tagle (Chile), Jorge Quiroga (Bolivia) y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica), quienes analizaron, además del narcotráfico, la corrupción y otros negocios ilícitos en Cuba, Nicaragua y Bolivia, principalmente.