(FILES) In this file photo taken on March 17, 2016 former Brazilian president Luiz Inacio Lula da Silva gestures next to Brazilian president Dilma Rousseff (out of frame) after Lula's sworn in as chief of staff, in Brasilia on March 17, 2016. Brazil's former president and current election frontrunner Luiz Inacio Lula da Silva looked increasingly likely to face prison on April 04, 2018 after five out of eleven judges of the divided Supreme Court voted against allowing him to delay a sentence for corruption. / AFP / EVARISTO SA
Este miércoles, Marco Aurélio Mello juez de la suprema corte de Brasil ordenó la liberación de todos los presos con recursos pendientes condenados en segunda instancia. Este es el caso del ex presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, preso por acusaciones de corrupción ligadas con el caso Odebrecht. La decisión del juzgador se basa en un artículo de la Constitución, según el cual una pena de prisión sólo se puede comenzar a ejecutar una vez que se cumpla lo que en Brasil se conoce como “tránsito en juzgado”, que supone el fin de todo el proceso de apelaciones.
Lula está preso desde abril pasado y pesa sobre él una sentencia de 12 años, la cual podría llevar en libertad mientras libra un litigio judicial, gracias a la decisión de este juez.