A través de sus redes sociales, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió “no temer”, luego del resultado de la Consulta del NAIM y aseguró que lo que estaba detrás iba más allá de la construcción. Además, aseguró que algunos apostaron por un intento de desestabilización.  “Esto tiene que ver con los negocios que se proyectaron hacia futuro. En el fondo lo que estaba de por medio en la construcción del aeropuerto de Texcoco es el quedarse con los terrenos del actual aeropuerto”, dijo López Obrador.  El futuro primer mandatario de México dijo que querían hacer un nuevo Santa Fe, sin referirse a los empresarios que supuestamente ya tenían este anteproyecto.  Además, enfatizó en que durante su sexenio no habrá corrupción, impunidad y tampoco habrá intereses personales o de grupos que hagan negocios al amparo del poder público con el dinero de los mexicanos.