La tarde del sábado, dos aviones rusos aterrizaron en el aeropuerto de Maiquetía, en Caracas, lo que ha desatado todo tipo de sospechas sobre las funciones que desempeñarán los cientos de militares que viajaban en ellos. Las aeronaves portaban material y funcionarios para cumplir varios acuerdos militares entre los dos países, esto según fuentes de la embajada rusa en Venezuela, por lo cual “no tiene nada de misteriosos”. “Rusia tiene varios contratos que ya están en proceso de cumplimiento, contratos de carácter técnico militar y hacen varios vuelos y traen varias cosas”, dijeron las fuentes. La llegada de los aviones de la Fuerza Aérea Rusa, uno tipo Antonov An-124 y otro Ilyushin II-62, se produce después de que Maduro dijera que había reforzado su seguridad luego de haber desmantelado un plan de asesinato en contra de su persona por parte de la oposición liderada por Juan Guaidó. “Al títere diabólico le acabamos de desmantelar un plan que dirigía él personalmente para matarme”, dijo Maduro en referencia al presidente encargado. “En los próximos días seguramente habrá nuevas capturas, de nuevos terroristas, llámense como se llamen”, agregó. Mientras tanto, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Rusia de agravar las tensiones en Venezuela con su presencia militar para apoyar el régimen de Nicolás Maduro y advirtió que Washington no permanecerá de “brazos cruzados”. “Estados Unidos y los países regionales no se quedarán de brazos cruzados mientras Rusia exacerba las tensiones en Venezuela”, dijo Pompeo a su homólogo ruso, Serguei Lavrov, durante una llamada telefónica, informó el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Palladino. Pompeo hizo un llamado a Rusia para “cesar su comportamiento no constructivo” y le hizo la invitación a unirse a los más de 50 países que buscan un mejor futuro para el pueblo venezolano. Rusia es, junto a China y Turquía uno de los grandes aliados estratégicos de Maduro, tanto en materia política, económica, energética o militar, una herencia del fallecido Hugo Chávez que impulsó esta alianza. El Gobierno de Vladimir Putin ha demostrado su apoyo a Maduro en diversas ocasiones ante la confrontación con Juan Guaidó, a quien más de 50 gobiernos en todo el mundo reconocen como presidente interino del país