El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, lanzó la convocatoria para elaborar una Constitución Moral, una herramienta más que utilizará su gobierno para pacificar al país, que se llevará a cabo del 3 de diciembre al 30 de abril del 2019. Verónica Velasco, Integrante del Consejo Responsable de la Constitución Moral, explicó que este instrumento no será una constitución jurídica, ni el intento por construir un modelo autoritario de gobierno. Sino más bien, un documento inspirado en la Cartilla Moral del filósofo mexicano Alfonso Reyes. “Estoy convencida que para poder reinventarnos hay que repensarnos. Llevamos tanto tiempo conviviendo con la corrupción, que algunas personas han perdido el norte. A quienes se encuentran desorientados, es preciso decirles que la deshonestidad, la corrupción y la violencia son anclas que nos llevan al subdesarrollo”, enfatizó Velasco. La integrante del Consejo aclaró que la Constitución Moral será vista, no desde la óptica jurídica, sino de la que proviene de constituir un bien común y traslada la palabra constitución del ámbito jurídico al político. “La cartilla de Reyes es un esqueleto en el que se vienen a adherir las propuestas y que enviarán a partir del 3 de diciembre y hasta el 30 de abril. Respuestas y propuestas contundentes en no más de cuatro cuartillas. Luego, el 31 de julio habrá una gran convención para que se tomen decisiones sobre los seis ejes fundamentales en los que estará basada la Constitución Moral”, explicó José Agustín Ortiz Pinchetti, asesor de López Obrador y quien colaborará en este proyecto.