En entrevista con medios de comunicación, Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación, aseguró que la consulta que supone definirá el rumbo del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es solo un asunto político, y no legal, para tomar una decisión, y cuyo resultado no es vinculante. “¿No han entendido que no es un asunto legal? No han entendido que es un asunto político, para tomar una decisión política”, dijo la también senadora de la República por Morena. La ministra en retiro dijo que la consulta ciudadana es una herramienta del próximo gobierno federal para obtener información sobre el punto de vista de los ciudadanos y explicó que la Suprema Corte de Justicia también ha convocado a expertos sobre temas importantes para conocer sus opiniones y así tomar una decisión. La consulta que inició el día de ayer terminará el domingo 28 de octubre y la gente podrá votar por dos opciones: la primera, modernizar el AICM y el de Toluca más la construcción de dos pistas en la base militar de Santa Lucía y la segunda, continuar con los trabajos en el NAIM en Texcoco y dejar de utilizar el AICM.