El mundo del deporte le dio ayer a Kobe Bryant, y a su hija Gianna, el último adiós en el Staples Center de Los Angeles, con un emotivo discurso de Michael Jordan y las lágrimas derramadas de toda la comunidad de la NBA.

“Ya está, voy a tener que ver otro meme mío llorando”, bromeó Jordan, “así es como me afectaba Kobe. Sabe llegarte de una manera que te afecta personalmente, incluso cuando eres una pesadez. Puede sacar lo mejor de ti, y eso es lo que hizo conmigo”.

En el homenaje a ´La Mamba´ estuvieron presentes tanto los familiares del basquetbolista y su hija, como leyendas de la institución de los Lakers y de la NBA como Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, Jerry West, Steve Nash, Bill Russell y Shaquille O´Neal.

“Yo quise ser el mejor hermano mayor posible” fueron las palabras con las que el número 23 de los Bulls terminó por pronunciar la obsesiva búsqueda de Bryant para convertirse en el mejor jugador de la liga.