El rapero estadounidense, Kanye West, quien admira al presidente de Estados Unidos, Donald Trum, visitó a ese mandatario en la Casa Blanca y durante el encuentro reafirmó su simpatía por el partido Republicano y enalteció la forma de gobernar del magnate.