El juez Sérgio Moro, conocido por su campaña contra la corrupción en Brasil, aceptó ser ministro de Justicia en el gobierno del presidente electo, el ultraderechista, Jair Bolsonaro, “La posibilidad de establecer una agenda anticorrupción y contra el crimen organizado me llevó a tomar la decisión y aceptar la propuesta de Bolsonaro”, aseguró Moro. El futuro ministro del gigante sudamericano encabezó la investigación “Lava Jato”, que resultó en una condena de cárcel contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien desistió, por cuestiones jurídicas, ser el candidato del Partido de los Trabajadores.