La delegación de Juan Guaidó ante la OEA envió una carta en la que pide que se convoque al órgano de consulta para la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) -el compromiso de defensa mutua entre naciones ante ataques armados-, en un nuevo paso en la escalada de presión contra el dictador Nicolás Maduro.

“Es una carta dirigida a la presidenta del Consejo Permanente [de la OEA] solicitando que se convoque al órgano de consulta”, declaró en rueda de prensa Gustavo Tarre Briceño, representante de Guaidó.

Tarre explicó que la misiva “va firmada por la mayoría absoluta de los países miembros del tratado”, por lo que consideró que “en consecuencia se puede adelantar que la decisión está aprobada”.

El TIAR está suscrito por 19 países y es necesario al menos 10 votos para la aplicación del pacto.

“Cuando la soberanía de un país ha sido afectada de alguna manera o la paz del continente está en peligro, cabe la aplicación del TIAR”, agregó Tarre, quien señaló que para activar este mecanismo se requiere primero de la convocatoria del órgano de consulta.

“No es que la petición la hace Venezuela sola, sino Venezuela lo hace acompañada por la mayoría absoluta de los miembros del tratado que están firmando la convocatoria al órgano de consulta”, añadió.

“El tratado prevé una gama de opciones, que van desde la negociación, la ruptura de relaciones diplomáticas, ruptura de relaciones consulares, suspensión de comunicaciones económicas, de transporte terrestre, marítimo, aéreo, comunicaciones radioeléctricas, radiofónicas, etc… Y por último, la opción de acciones coercitivas de carácter militar”, detalló Tarre.

El TIAR se firmó en 1947, en pleno comienzo de la Guerra Fría, y previo a la creación de la Organización de Estados Americanos, pero jamás ha sido aplicado con certeza.