Por Rodrigo González Ruiz

El cantautor español, Ismael Serrano, lanza a nivel internacional su nuevo material discográfico: ‘Todavía’, un íntimo recital grabado totalmente en vivo en Argentina, como en una reunión entre amigos.

Para este show, el madrileño se armó únicamente de su guitarra para interpretar doce de sus más especiales temas (que no siempre canta, pero que pedían salir de nuevo), al que sumó una canción inédita titulada ‘Cruce un océano’ y una versión de ‘Palabras para Julia, poema de José Agustín Goytisolo, e inmortalizado por Paco Ibañez a finales de la década de los sesenta.

“Convoqué a algunos amigos en una casa cerca de Tigre, provincia de Buenos Aires, junto al delta del Paraná. La idea era compartir una guitarreada en la que hacer repaso de esas canciones que no siempre están en mi repertorio, pero que son retazos de mí que aún tienen vigencia, de los que me cuesta desprenderme, aunque no siempre les demos el espacio que merecen en los conciertos”, detalló el nacido en Vallecas.

“Todavía. Casi pronuncio en voz alta el adverbio cada vez que el vértigo me asalta justo antes de salir al escenario, esa extrasístole que sacude nuestro pecho mientras el público aplaude, parecido al delirio de quien, ensordecido por el mar, grita en lo alto del acantilado”, dijo Serrano a propósito del titulo de su reciente álbum.

Y es que con este formato, Ismael demuestra una vez más la sensibilidad que acompaña a su voz y a sus letras. Escuchar las canciones tal y como fueron concebidas, con la desnudez y calidez de su instrumento.

Sobre el significado de escribir canciones, el autor de ‘Ahora’ comentó que “es una suerte de diálogo con uno mismo. Y, a veces, de madrugada, me sorprendo conversando guitarra en mano y entonces el futuro se aplaza y, aunque las cosas no tienen el carácter definitivo que tenían cuando éramos más jóvenes, hay algo de urgencia en las declaraciones de amor y algo implacable en el aullido que, sale de mi garganta”.

Luego de editar ‘Hoy es siempre’, en el marco de sus 20 años de trayectoria musical y con una mega producción, que incluyó una puesta en escena, su potente banda de músicos y un largo recorrido sonoro por sus inolvidables joyas con arreglos impecables y renovados, Ismael Serrano optó por volver a sus raíces, a sus orígenes de trovador errante, con su arma cargada de presente y futuro acompañada con su voz.

Acerca del oficio de ser músico señaló que “soy un niño asustado que necesita sentirse escuchado, incapaz por sí solo de lidiar con sus miedos, un tipo de cuadro clínico complejo que no sabe estar solo, que no quiere marcharse. Y todavía la música sigue siendo esa terapia que me rescata del naufragio”. 

Gira en México (2018) 9 de noviembre / Hermosillo / Está Cabral 10 de noviembre / Monterrey / La Tumba 15 de noviembre/ CDMX/ Teatro Metropolitan 17 de noviembre/ Puebla / Sala Fórum