A través de un comunicado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó “que un grupo de personas que dijeron ser comuneros de San Juan Coapanoaya interrumpió el día de ayer a las 15:00 horas los trabajos del Tren Interurbano México – Toluca, a la altura del Monumento al Caminero”, situación que está provocando pérdidas millonarias por el uso de maquinaria. “Los hechos como los de ayer en el paraje Monumento al Caminero causan a la obra daños y pérdidas que rebasan los 10 millones de pesos por cada día y por cada punto de la obra en el que se detienen los trabajos, además de atrasos de hasta dos meses”, precisó la dependencia. Y es que los inconformes que se oponen a la obra argumentan que se están perforando manantiales que dejarán sin agua a la comunidad, incluso presentaron un amparo para detener los trabajos, pero la SCT indicó que ese documento no tiene efecto “dentro del derecho de vía adquirido”. Por ello, las labores de construcción deben continuar. “La suspensión a la que se refieren las personas citadas no tiene efecto dentro del derecho de vía adquirido para la construcción del Tren Interurbano México – Toluca”, explicó la Secretaría.