La tasa de inflación en México alcanzó su porcentaje más alto en seis meses durante enero, ya que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se incrementó 0.48 por ciento y afectó directamente los precios de cigarros, gasolina y tortillas con una inflación de 3.24 por ciento. Algunos de los productos que más incrementaron sus precios en enero fueron el jitomate, 18.53 por ciento; cigarros, 8.76 por ciento; tomate verde, 30.59 por ciento; gasolina tipo magna, 0.64 por ciento; calabacita, 39.63 por ciento; tortilla de maíz, 1.21 por ciento; y algunos servicios como el autobús urbano, 2.38 por ciento. En contraste, 2019 cerró con la tasa de inflación más baja desde 2016 con 2.83 por ciento, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Por su parte, el precio del transporte aéreo, los servicios turísticos, el gas LP, el pollo, el limón y el huevo, bajaron sus precios durante el mismo periodo.