Según un cálculo realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la aplicación de impuestos a servicios digitales tipo Uber, Netflix, Spotify y Apple pueden generar una recaudación para México de 179 millones de dólares anuales. Una gravación de IVA a estas cuatro plataformas significaría una recaudación de hasta 177 millones de dólares, mientras que la creación de un impuesto exclusivo podría sumar otros 2 millones a ese monto. Las ventas anuales de Uber fueron de 78.8 millones de dólares; Netflix tuvo ingresos por 578 milones; Spotify, 195.7 millones y Apple reportó 429.5 millones. La Cepal concluyó que su informe Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019 salió bajo el cálculo por recaudación de IVA más el 3% de un impuesto adicional. En México no existe regulación en materia de tributación a la economía digital. Sin embargo, el 6 de septiembre del año pasado se presentó en la Cámara de Diputados “un proyecto de ley que crea un impuesto sobre los ingresos de servicios digitales”, indicó la Cepal. El proyecto fue presentado por el diputado del PRD, Javier Salinas, excluye a las personas no residentes sin establecimientos permanentes, por lo que la Cepal consideró que debe cambiar esa propuesta ya que es en esa “categoría en la que caen la mayor parte de las empresas a las que se quisiera alcanzar con el impuesto”. Además que el IEPS no incluye servicios digitales, solo telefonía fija, móvil y televisión por cable. La sugerencia de incorporar estas nuevas plataformas a la agenda tributaria se da luego que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) informara que México es uno de los países con menor recaudación de ingresos por vía impuestos en este rubro, con tan solo 16.2% como porcentaje del PIB. El promedio en América Latina es de 22.8%.