“Huachicol hormiga” produce pérdidas millonarias a CFE

0
125

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) sufre pérdidas de alrededor 75 millones de pesos por robo de toda clase de equipo y material de trabajo: herramientas, rieles, placas, clavos para durmientes, cronómetros, controladores de carga, tanques de gas, mangueras, cable conductor de cobre, teléfonos fijos, equipos de cómputo, impresoras, laptops, video proyectores, sistemas de aire acondicionado, pantallas, conectores zapata de cobre, cuchillas y válvulas de llenado de tanque, entre otros.

Este robo hormiga sufrido durante los primeros nueve meses del año se añade a la pérdida por robo de energía eléctrica que también sufre la Comisión, el cual asciende a 30 mil millones de pesos anuales.

Según información de El Universal, lo robado es vendido en el mercado negro o a los propios competidores de la CFE, y se señala que los principales sospechosos son los propios trabajadores, con la posible complicidad del personal de seguridad (de empresas de seguridad privada) y en menor medida, personas ajenas a la paraestatal.

La investigación ha revelado que el robo se concentra en las plantas ubicadas en el Valle de México, que está dividido en centro, norte y sur, las cuales disponen de sus propias instalaciones.

Sin embargo, prácticamente todas las estaciones de la empresa productiva del Estado son víctimas de este “saqueo hormiga” de entre los que también se hurta tubería, malla ciclónica, vehículos, centros de carga para alimentación eléctrica, antenas, fuentes de poder, gabinetes fotovoltaicos, cámaras de termografía, remolques, piezas de acero de torres de transmisión y equipos DVR de grabación. Todo lo que puedan sacar para luego venderlo en el mercado negro o a los propios competidores de la CFE.