En la conferencia de prensa, donde anunció que se respetaría la decisión de la Consulta Popular del NAIM, en la cual ganó la opción de Santa Lucía, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que también habrá una para decidir el proyecto del Tren Maya. El tabasqueño aseguró que en “todos los proyectos se consultará a la ciudadanía”. “Se acabó el contratiempo voraz”, espetó. Además, defendió el ejercicio democrático, como él lo llamó, de una Consulta que fue muy criticada por la serie de irregularidades en las que incurrió.