Morelia, Michoacán

Mediante brigadas de hombres y mujeres de todas las regiones del estado, en Michoacán se fortalecerá la vigilancia de comercios, oficinas y actividades en general para garantizar que cumplan las medidas sanitarias ante el COVID-19.

Son los “Guardianes de la Salud”, quienes entraron formalmente en operación al ser presentados este día por el Gobernador Silvano Aureoles.

“Los Guardianes de la Salud son cuadrillas que supervisarán negocios y establecimiento para asegurarnos de que todos estamos cumpliendo con los protocolos para la reapertura económica”, destacó.

El mandatario explicó que estas brigadas trabajarán bajo el mando de la Secretaría de Salud estatal, la Policía Michoacán, la Guardia Nacional y los Ayuntamientos.

“Empezarán la supervisión y vigilancia en las calles de los municipios con Banderas Rojas y Amarillas, que indican riesgo alto y muy alto de contagio, lo que permitirá seguir trabajando en la reapertura y la reactivación de la economía de las familias de manera segura”, expuso.

Agregó que, los Guardianes de la Salud reportarán todos los días la información que estén recabando de los negocios, empresas y oficinas de gobierno, así como de mercados y tianguis.

“Esa información servirá para establecer las zonas de riesgo donde no se cumplan las medidas sanitarias y para decidir el cambio de bandera”, expuso.

Aureoles recordó que el virus sigue presente en 108 municipios del estado, de los cuales 14 presentan un alto riesgo de contagio y tienen Bandera Amarilla.

Mientras que, a la fecha, la velocidad del contagio ha enfermado a casi 6 mil personas y le ha quitado la vida a 454, en menos de 100 días en la entidad.

“Con orden y siguiendo las medidas que hemos definido, podemos contener los contagios y evitar que se salga de control la situación”, afirmó al poner en marcha las brigadas de vigilancia en Uruapan, Múgica y Huetamo.