El presidente de GBS Enterprises, Gustavo Jiménez Pons, anunció que retirara su oferta de comprar el avión presidencial, porque considera que solo “fue una ocurrencia de campaña” de Andrés Manuel López Obrador ponerlo a la venta, debido a que la compañía ya le mando tres propuesta sin recibir respuesta alguna. “Decidimos desistir de esa decisión de compra, porque creemos que fue sólo una ocurrencia de campaña el poner el avión presidencial en venta. Yo creo que tres cartas a lo largo de más de dos meses, sin obtener respuesta, demuestra que este próximo gobierno no tiene de ninguna manera la intención de vender estos aviones”, explicó el empresario. Añadió que el presidente electo ni si quiera ha expresado “cuál es su intención con respecto al avión” y que no entiende porque no le dio atención a las ofertas de GBS Enterprises. “Pero no puede, siquiera, expresar cuál es su intención con respecto al avión, dijo que lo iba a subastar, pero no hay otro postor, han visto que el único postor soy yo; entonces no encuentro la razón por la cual no nos haya contestado, pero no todo es malo”, acotó el ofertante.