Tras el acuerdo de finiquitar los contratos a los empresarios involucrados en el NAIM en Texcoco, por parte de la próxima Administración federal, Javier Jiménez Espriú, futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes, dijo que se estima que los gastos no recuperables de las obras oscilan entre los 25 mil y 30 mil millones de pesos. “Resolveremos con base en el derecho, vamos a pagar todas las obras que han hecho y vamos a pagar todos los cargos”, dijo el ingeniero egresado de la UNAM. Jiménez Espriú añadió que no habrá multas ni penalizaciones contra el Gobierno entrante por cancelar la continuidad de la construcción del NAIM, ya que en este caso se decidió suspender las obras con el argumento que fue un asunto de interés público. “Cuando hay una suspensión de una obra por causa de interés público como es el caso, no hay penalización, lo que sí hay es el cumplimiento de los compromisos, que es en lo que quedamos”, detalló el próximo titular de la SCT. “