Gasoducto ruso refuerza asociación estratégica con China.

0
53

Moscú y Pekín han avanzado en sus negociaciones por crear un vinculo con la inauguración de una conducción de gas ruso que llegará hasta China. Power of Siberia – con la posesión de un canal de más de 6,000 kilómetros y uno de los proyectos energéticos más ambiciosos desde la caída de la Unión Soviética – fortalecerá la cooperación entre las dos grandes potencias en un momento de tensión que se vive en Occidente. El gasoducto, obra de ingeniería política, asegura la asociación estratégica entre Putin y Xi Jinping. 

A través de la compañía Power Siberia – que ha invertido más de 50,000 millones de euros – los rusos suministrarán a China más de un billón de metros cúbicos de gas natural en los próximos 30 años, lo cual equivale a 38,000 millones de metros cúbicos por año.

En 2014 comenzó a planearse el proyecto, incluyendo la construcción de otros dos campos; esto otorgará a la frágil economía rusa más de 363,208 millones de euros. 

Por medio de una videoconferencia, Putin y el líder Chino inauguraron la tubería – controlada por la estatal Gazprom desde Rusia – que entrelazará los campos de gas siberianos con los centros industriales en la frontera norte de China; la región de Pekín y toda la costa hasta Shanghái son quienes gozarán de mayor abasto. Xi Lang, quien se ha referido al presidente ruso como “su amigo más cercano” en más de una ocasión, declaró que “el desarrollo de las relaciones chino-rusas es y será una prioridad de la política en cada uno de nuestros países. 

Tras dos años de intensa rivalidad, Rusia y China han aterrizado sus vínculos bilaterales; esta relación tan estrecha emergió de las sanciones – estipuladas por la UE y Estados Unidos – hacia Moscú, prohibiéndole el anexo de la península ucraniana de Crimea y el deseo de Rusia por nuevas alianzas económicas. Por el lado de China, Xi Lang se vio en necesidad de encontrar socios alternativos a causa de la disputa entre Pekín y Washington por la guerra comercial que inició hace año y medio.  

El precio que pagará Pekín por el gas ruso no se ha revelado. El comercio entre ambas naciones ha superado el billón de doláres – de acuerdo con información del gobierno ruso – alcanzando cifras récord. Pekín también ha aportado tecnología de máxima calidad a Rusia, especialmente en el desarrollo de las redes 5G.