Medios internacionales informaron que la final de vuelta de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors que se suspendió el pasado 24 de noviembre debido a actos violentos previos al partido, se podría jugar en el estadio Santiago Bernabéu, sede del equipo español, Real Madrid. La fecha sigue en duda: 8 0 9 de diciembre. Las negociaciones entre la Conmebol, FIFA, la Federación Española de Fútbol y el club madridista llevan un 90% de avance. Por ello, el acuerdo se podría dar a conocer de manera oficial hoy por la tarde. Cabe señalar que antes de poner sobre la mesa la opción de Madrid, estaban otras dos alternativas, una de ellas, era llevar la instancia final a la capital de Paraguay, y la segunda que se jugara en Qatar, pero al parecer la opción más viable para los directivos es la de España.