Alejandro González Iñarritu, Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro son, una vez más, objeto de alegría para el pueblo mexicano luego que se reunieran de manera virtual con el delegado de Morena, Mario Delgado, para dar marcha atrás a la propuesta que pretendía eliminar el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE) en busca de recursos para solventar la crisis económica por la pandemia de Covid-19.

“En diálogo extraordinario con la comunidad cinematográfica, llegamos a los siguientes acuerdos: El FIDECINE no desaparecerá; Hacer equipo para plantear estrategias que hagan crecer la industria; apoyo a los acuerdos del Imcine”, publicó Delgado en su cuenta de Twitter.

El miércoles pasado, la diputada morenista, Dolores Padierna, presentó una iniciativa para extinguir fideicomisos en busca de recursos para frenar el impacto económico del Covid-19 sin endeudar al país. Dicha medida causó controversia ya que se encontraban los estímulos al cine mexicano entre ellos y la comunidad artística de México no tardó en manifestarse.

FIDECINE en un fideicomiso federal para la producción, postproducción, distribución y exhibición de películas mexicanas. Tan solo el año pasado, este estímulo apoyó la realización de más de 200 películas y en su momento, llegó a impulsar las de Iñarritu, Cuarón y del Toro, hoy los tres ganadores del Oscar y reconocidos como parte de la élite internacional cinematográfica.

El primero de ellos en manifestarse fue el realizador de cintas como La Forma del Agua, Hellboy y Cronos, Guillermo del Toro, quien demandó “una reunión inmediata con representantes plurales de la comunidad cinematográfica de todas las generaciones y géneros posibles para remover cualquier ambigüedad”.

La reunión se celebró ayer y estuvieron presentes los mismos Cuarón, González Iñarritu, del Toro; Mónica Lozano, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas; Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados; y María Novarro, directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

“Creo que aquí tienen a sus mejores socios a nivel intelectual, a nivel comercial, en todos los sentidos; creo que, si van a tener socios que van a poder darles cuentas positivas, somos nosotros en todos los aspectos”, mencionó el ganador del Óscar por su película “El Renacido” y “Birdman”.

“Ha tenido un impacto indiscutible no sólo en el turismo, incluso en el consumo de productos que se consumen en nuestro país”, declaró Cuarón, ganador al premio de la Academia por Mejor Director con “Roma”.

Tras exponer sus motivos y recalcar que el cine en México “es también una industria”, el veredicto de Delgado cambió drásticamente y alegó que FIDECINE “¡Se queda!”, por lo que la empresa de la comunidad artística mexicana se apuntó un logro más, esta vez a nivel político y nacional.