Este lunes, la Fiscalía General de la República (FGR) anunció que detuvo a dos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) relacionados con el asesinato de Uriel Villegas Ortiz, juez federal especializado en el Sistema Penal Acusatorio. De acuerdo con el organismo, el homicidio pudo ser consecuencia del trabajo que el juzgador realizaba. 

Los detenidos son Jaime “N”, El Alacrán, quien ya se encuentra bajo la disposición de un juez en Colima, y David Ulises “N”, quien está bajo arraigo. La FGR explicó que el Alacrán está ligado con el homicidio del funcionario y de su esposa – Verónica Barajas – que tuvo fecha el pasado 16 de junio dentro de su residencia en Colima, Colima. 

No obstante, su aprehensión – ocurrida en Cuauhtémoc, Colima – por las autoridades de la Secretaría de Marina y la Policía Federal Ministerial (PFM), no fue por causa del asesinato. Las autoridades federales, en coordinación con la Fiscalía General de Justicia estatal, efectuaron la orden de aprehensión contra “El Alacrán” por desaparición de particulares, delitos relacionados a la desaparición de personas y feminicidio. 

Los delitos ya mencionados fueron, presuntamente, en contra Anel Bueno, diputada de Colima, el pasado 7 de junio. Dentro de las investigaciones del homicidio de Bueno, se realizó una orden de cateo y gracias a ella fueron aprehendidos Heliodoro Tafoya Chávez, Eustolia Ortega Gómez, Heriberto Tafoya Ortega y Dana Fernanda Chávez – padre, madre, hermano y cuñada del Alacrán. 

Durante el cateo descubrieron armas de fuego de uso exclusivo del ejército y droga, conductas por las que el juez Villegas impuso prisión preventiva a los familiares de Jaime “N” y es por ello que se le ha relacionado con el asesinato del juez y su pareja. Afortunadamente, sus dos hijas menores y la trabajadora del hogar – quienes también se encontraban dentro del hogar donde ocurrió el ataque el pasado 16 de junio a las 11 de la mañana – sobrevivieron.