Con base en datos que emergieron de las primeras investigaciones por parte de la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE), la cajera del banco Santander – tras el asalto contra un cliente que salía del edificio el pasado 2 de enero – fue señalada de mantener un vínculo con los delincuentes, inclusive se sostiene que uno de ellos podría ser su hermano.  La investigación comenzó después del robo de 76 mil pesos a un cliente en una sucursal de  Boca del Río, Veracruz. Santander señaló – mediante un comunicado publicado este lunes – que las medidas de seguridad que dicta su protocolo han sido implementadas en su totalidad.  Indagaron que los avances de la investigación “no han acreditado ninguna relación de nuestros colaboradores con este lamentable suceso, ni parentesco o complicidad con delincuentes, como se ha especulado”.  La institución pidió una disculpa por los hechos y respaldaron que entregarán su apoyo incondicional – o lo que esté a su disponibilidad – para acelerar la resolución del caso.  Los hechos estipulan que – como se ve en el material difundido en redes sociales – la cajera fue cómplice del robo de 76 mil pesos en efectivo al cliente Daniel ’S’. En el video, el agraviado explica la situación en la que lo despojaron del dinero. La única testigo de la cantidad y lugar donde guardó el dinero fue la cajera del banco. Los asaltantes golpearon a la víctima y le apuntaron con armas de fuego a él y a su familia, de acuerdo con la Agencia del Ministerio Público.