Mientras el COVID-19 sigue propagándose de forma alarmante por el territorio estadounidense, el Zoológico de Bronx, Nueva York, declaró que una tigresa habría resultado positivo en el virus y se estima que fue contagiada por un cuidador asintomático. Nadia, la tigresa malaya de cuatro años, junto a su hermana Azul, y otros tres leones africanos presentaron tos seca y se espera que su recuperación sea satisfactoria, de acuerdo con la institución. 

“Testeamos al felino tomando todas las precauciones y nos aseguraremos de que cualquier conocimiento que obtengamos sobre el COVID-19 contribuirá a la comprensión sobre este nuevo coronavirus. […] Aunque han experimentado una disminución del apetito, a los felinos del Zoológico del Bronx les está yendo bien bajo cuidado veterinario y están alegres, en alerta e interactúan con sus cuidadores. […] Se desconoce cómo se va a desarrollar esta enfermedad en felinos grandes ya que las diferentes especies pueden reaccionar distinto a nuevas infecciones, pero seguiremos monitoreándolos de cerca”, concretaron. 

El estado de Nueva York registra más 4 mil muertos, siendo el principal brote de infección en Estados Unidos, por lo que el Zoológico y el Acuario de la ‘Gran Manzana’ han estado cerrados desde el 16 de marzo. 

Sin embargo, esta no es la primera vez que animales son contagiados con coronavirus. En la región de Bélgica, a finales de marzo, se descubrieron síntomas en un gato cuyo dueño había padecido el virus, así como dos perros en Hong Kong. 

De igual forma, la veterinaria e investigadora de la Universidad de Cambridge, Sarah Caddy, indicó que si un gato puede contagiarse, puede suceder con cualquier animal de la familia felina. No obstante, esto no da pie a que temamos de los animales como compañía durante la pandemia. “No hay ninguna prueba de que un felino, pequeño o grande, pueda transmitir el virus de vuelta a los humanos”, confirmó Caddy. 

Por su parte, Gilles Guillemin, proveniente de la Universidad australiana de Macquarie, los primates podrían estar expuestos al coronavirus, en especial las especies grandes que “se contagian fácilmente de las enfermedades respiratorias de los humanos”. 

Asimismo, el Zoológico del Bronx señaló que se han implementado medidas de seguridad y prevención para todos los cuidadores y felinos en la ciudad.