El presidente de Bolivia, Evo Morales, denuncia un golpe de estado por parte de la derecha con ayuda internacional, luego de la resolución de las elecciones que él ganó tras un paro de más de un día en el conteo de votos. Al marco de las constantes manifestaciones que se han desarrollado en diferentes ciudades bolivarianas, en las que se demanda, hubo fraude en las elecciones, el mandatario aprovechó para anunciar el intento de golpe de estado en su contra. “Quiero denunciar ante el pueblo boliviano y ante el mundo entero: está en proceso un golpe de estado, aunque quiero decirles que ya lo sabíamos con anterioridad. Se ha preparado la derecha con apoyo internacional para un golpe de estado”, dijo el presidente de Bolivia. Evo Morales aprovechó para externar que la nación se encuentra en un estado de emergencia, aunque se realizará una movilización pacífica. “Hasta ahora humildemente aguantamos, soportamos con paciencia para evitar violencia, y no entramos en la confrontación, pero quiero decirle al pueblo boliviano: estado de emergencia y movilización pacífica constitucional para defender la democracia”. Aunque la resolución por parte del Tribunal Supremo Electoral no está completa, Evo Morales, quien estaría en la antesala de su cuarto mandato consecutivo, mismo que en Bolivia solo se permite una reelección, se mostró confiado al escrutarse el 96,78 por ciento de los votos y representando 46,49 por ciento de estos.