Tras su anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, prometió que en 3 años nuestro país tendría en operaciones simultáneas tres aeropuertos en el Valle de México. Sin embargo, aún faltan estudios que validen la construcción de dos pistas en Santa Lucía, los cuales, según expertos, estarían en 10 años. El plan de AMLO es, además de Santa Lucía, mejorar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y reactivar el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), y que las tres terminales estarán en operaciones simultáneas en 3 años. En este mismo tenor, MITRE, organismo especializado en aeronáutica, sostuvo que los estudios de aeronavegabilidad necesarios para Santa Lucía tardarán 10 años, debido a que es el periodo promedio que se requiere para analizar una propuesta que parte de cero, como es el caso. En tanto, María Larriva, experta en control de tráfico y accidentes aéreos, otra voz que se sumó al análisis, coincidió en que para que la Base Militar de Santa Lucía opere como aeropuerto comercial se requieren estudios de 5 a 10 años, pero “los que sí existen son los que se hicieron para el aeropuerto de Tizayuca, pero no para Santa Lucía, es otra zona, es otro aeropuerto, así que se debe empezar de cero”. Finalmente, Mauricio Rodríguez Aguilera, secretario general de Prensa de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) de México, aseveró que se pondría en marcha en dos lustros.