Lucely Chalá, esposa del jugador del club de fútbol América, Renato Ibarra, quién se encuentra detenido por los delitos de feminicidio, en grado de tentativa, tentativa de aborto y violencia familiar agravado, relató la agresión que sufrió junto con su hermana a manos del jugador y de sus familiares.

En entrevista para la revista TV Notas, Lucely indicó que la relación con la familia del futbolista nunca fue buena, ellos habían llegado a México un día antes del incidente; para el jueves, Renato se fue a entrenar por la tarde, por lo que ella y su hermana Karen fueron insultadas por su familia, fue así que mejor decidieron salir un rato de su casa.

En la noche, cuando regresaron, la joven de 24 años platicó con su esposo para pedirle que calmara el asunto con su familia, pero esto no sucedió, pues se molestó y fue ahí que comenzó la agresión.

“Se irritó. Renato y yo estábamos en la habitación y él me jaloneó del cabello y me empujó contra la pared. Lo hizo pese a que sabía que mi embarazo era de riesgo por la pérdida tan reciente que tuve. Mientras él me pegaba, sus familiares, en lugar de calmarlo, ¡comenzaron a pegarle a mi hermana y luego a mí! Lo bueno es que en la casa estaba un amigo en común, Víctor, quien nos metió a un vestidor”, declaró la esposa de Renato.

Reveló que los familiares también golpearon a las dos hermanas.

“Renato les dijo a sus familiares: ‘¡Vengan, péguenles!’, entonces atacaron a mi hermana; la tenían en el piso, la golpearon. A mí me tenían contra una pared mientras a ella le pegaban”.

Fue su hermana, Liseth Chalá, quién realizó la llamada a las autoridades para que apoyaran a sus hermanas que estaban siendo agredidas por Renato Ibarra y su familia.