El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró que durante su sexenio se lograron cifras económicas sin precedentes en materia de empleo e inversión extranjera directa. “Si al inicio de esta administración nos hubiéramos fijado como metas sexenales alcanzar 200 mil millones de dólares de inversión extranjera directa y generar más de cuatro millones de empleos, difícilmente alguien nos hubiera creído”, detalló el mandatario. Puntualizó que al lograr esos indicadores, el país se consolidó “como un destino atractivo, confiable” y “rentable para el desarrollo de proyectos de largo plazo” que se traduce en la aparición de “más empresas”, “mejores precios para el consumidor” y “más oportunidades laborales”.