Tras haberse quedado con la novena posición en la encuesta del año anterior – realizada por Price Waterhouse Cooper – de los países con mayor atractivo de inversión a nivel global, México salió del top 10 de mercados más llamativos. La primera vez que México no alcanzó a los primeras 10 naciones en la encuesta fue en el 2018.  La encuesta presentada en el Foro de Davos, demostró que durante el 2019 México fue uno de los países con la inversión más llamativa para las compañías y mercados internacionales, sin embargo no es su mejor rating ya que en 2017 se quedó con el puesto número 8.  A diferencia de ediciones pasadas, los CEO estadounidenses – país número uno en la lista – escogieron a China, Alemania, India, Reino Unido, Australia, Japón, Francia, Brasil y Canadá, dejando a México fuera del top de la lista.  Las empresas internacionales han tomado la encuesta de PwC como una especia de registro para presentar en el Foro de Davos, demostrando cuales son los mercados con mejor posibilidad de inversión. El titulo de este año “Navegando en la creciente ola de la incertidumbre” demuestra que el futuro se ve un poco abrumador para los negocios. El porcentaje de los directores – de las principales empresas transnacionales – que se mantenían positivos en cuanto a una remontada de la economía mundial, pasó del 42% al 22%.  El documento argumentaba que “los CEO están colocando como expectativa un estancamiento de la actividad económica mundial este año o una caída. En pocos casos, anticipan un crecimiento”.  Los resultados reflejaron que el 53% de los 1583 CEO alrededor del mundo, todavía confían en una alza económica. Por otro lado, los porcentajes indicaron que se encontró “el mayor pesimismo observado desde la encuesta de 2008, cuando 29% creía que seguiría desacelerando”.  La encuesta hecha a más de 1,500 directores de más de 80 países, en las 5 regiones del mundo, indicó que para América Latina el populismo es uno de los factores de riesgo más grandes en cuanto a la volatilidad en el ámbito político. 59% de los CEO que participaron en la encuesta opinó que el populismo es el mayor peligro para la estabilidad económica, dejando a un lado las otras peripecias que engloban incertidumbre política y sobrerregulación.  Los mayores retos a los que se enfrentan las organizaciones son los conflictos comerciales, los ciberataques – los cuales han levantado alarmas en el mundo de los negocios y han orillado a los CEO a demandar compensaciones a los gobernantes por el descuido de datos personales – y la destrucción por el cambio climático.