Los investigadores del Proyecto Arqueológico Marítimo del Mar Negro (MAP, por su siglas en inglés) encontraron en el fondo de ese lugar un barco mercante griego que probablemente se hundió hace más de 2 mil 400 años y podría ser la embarcación más antigua del mundo. “Está preservado, está seguro. No se está deteriorando y es poco probable que atraiga a cazadores”, expresó la arqueóloga, Helen Farr, quien formó parte de exploración. El navío mide 23 metros y los exploradores señalaron que el descubrimiento permitirá comprender de mejor manera la navegación marítima del mundo antiguo. Sin embargo, sacarlo de las profundidades representa un costo elevado al igual que continuar las expediciones para recabar más datos.