Pasadas las once de la mañana y luego de ser investido con la banda presidencial, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador pronunció su primer discurso como primer mandatario de nuestro país. Como era de esperarse, criticó el modelo neoliberal el cual, según él, ha sido el principal causante de la pobreza, la violencia e inseguridad que se vive en México. “Por mandato del pueblo iniciamos hoy la cuarta transformación de México. Puede parecer pretencioso o exagerado, pero hoy no solo inicia un nuevo gobierno, pero un cambio de régimen político”, presidente”, dijo. Luego, López Obrador explicó cómo la política económica aplicada en el periodo neoliberal, que emergió en la década de los ochenta en México, solo dejó un pobre crecimiento económico del 2% anual, lo que ha ocasionado que la mayoría de la población mexicana se haya empobrecido. “El salario mínimo en México ha perdido el 60% del poder adquisitivo gracias al modelo neoliberal”, enfatizó. Por la defensa de la democracia  El presidente de México dijo que “transitaremos hacia una verdadera democracia; se acabarán los fraudes electorales. Las elecciones serán limpias y libres y quien utilice recursos públicos o privados para comprar votos”, deberá enfrentar consecuencias legales, ya que la corrupción será considerado un delito grave. “El gobierno ya no será un simple facilitador para el saqueo. Ya el gobierno no va ser un comité al servicio de una minoría rapaz”, sentenció.