Luego que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador diera a conocer la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, la cúpula empresarial creó un frente común para defender el proyecto del NAIM y aseguraron que usarán las vías legales para “echar atrás” la decisión.

“Tendrá el gobierno de transición, una vez que sea gobierno, que aclarar cómo se finiquitarán los contratos con costo al patrimonio de la nación. Los contratos no son canjeables para obras en otra ubicación que no sea la establecida en los mismos”, aseguró Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En tanto, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, dijo que analizarán “los distintos escenarios legales, para determinar si es susceptible de ser impugnada la decisión… Además, es un robo para el patrimonio de todos los mexicanos el despilfarro de los recursos públicos ya invertidos en Texcoco”.

Finalmente, Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) dijo que  la cancelación del NAIM significa “la pérdida de la oportunidad de que México tenga un verdadero hub aéreo”, que será aprovechado por las terminales de Dallas, Texas, y Miami, Florida.