Por: Rodrigo González Ruiz Una de las grandes figuras del pop mexicano regresó a los escenarios luego de varios años de ausencia, ya debido a asuntos de índole personal decidió hacer un alto. Me refiero al cantautor Reyli Barba, originario de Chiapas y que a comienzos del año 2000 se dio a conocer como vocalista del grupo Elefante. El tan añorado reencuentro se generó de la mano de Raúl Ornelas y Fato, dos de sus amigos de grandes batallas, dos compositores que lo ha visto crecer como músico y persona. Se presentaron los tres en la Bohemia 50 en el Centro Cultural Roberto Cantoral. Un espectáculo de corte íntimo donde mostraron sus canciones tal y como fueron creadas: a guitarra y voz. Cada uno de ellos goza de prestigio en la industria de la música como creadores, como detonantes de la canción de amor que inflama el corazón, pero también de temas que sucumben hasta los corazones tristes en busca de paz, aunque también se disfruten con tequila en mano para exorcizar los dolores y poner tierra de por medio. El público que asistió pudo disfrutar de sus clásicos, de las melodías de Reyli, varias de ellas seleccionadas como temas principales en telenovelas, como: ‘Amor del bueno’ y ‘La Descarada’, para “La madrastra” y “Rubí”, respectivamente. Por su parte, Ornelas ofreció temas como ‘Las cartas sobre la mesa’ y… ¡qué decir de Fato!, quien interpretó temas de su autoría como: ‘Perdóname’ y “Por mujeres como tú’, que en voz de Pepe Aguilar han recorrido todo el país. Ornelas, Fato y Reyli y su regreso a los escenarios hicieron de la Bohemia 50 un evento inolvidable, un flashback por el tiempo, un viaje al pasado por esas canciones que han sido referencia para compositores y creadores musicales.