Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra informaron que iniciarán una nueva batalla para restaurar el lago de Texcoco y las zonas afectadas provocadas por la minería extractiva por los trabajos del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco. Además, pidieron al próximo gobierno resarcir los daños a comunidades y personas que resultaron perjudicadas por la obra. “La contundente derrota del proyecto aeroportuario de Texcoco nos llena de alegría”, la lucha todavía no termina hasta que (las constructoras) saquen todas las máquinas y su basura, hasta que caiga la barda perimetral y recuperemos la hermosa vista de nuestro campo. No dejamos de estar en pie de lucha y exigimos la cancelación legal e inmediata de las obras relacionadas con el proyecto dentro y fuera del polígono”, manifestó Trinidad Ramírez. vocera del Frente. Señaló que la cancelación de la construcción del NAIM no es la victoria de un partido o personaje político, sino que representa una lucha de 17 años en la que los pueblos pasaron represión, persecución, desvelos y hambre.