El gobierno de Estados Unidos anunció que puso en marcha el operativo Faithful Patriot (Patriota Fiel) con el cual se desplegarán cinco mil 200 militares a la frontera con México para evitar que grupos masivos ingresen a suelo estadounidense como lo pretenden hacer los centroamericanos de la Caravana Migrante. “Nuestro mensaje es simple: no vamos a permitir que grandes grupos entren a Estados Unidos de manera no segura y fuera de la ley”, advirtió el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan. Aseguró que “cualquier persona que entre al país sin documentos será detenida y procesada por las leyes de Estados Unidos”. Cabe señalar que durante la misión los elementos de seguridad se apoyarán de tecnología vanguardista como helicópteros y equipos de vigilancia remota.