Jim Mattis, secretario de Defensa de Estados Unidos, anunció que se aprobará el despliegue de tropas en la frontera con México para detener a la caravana migrante que llegó el viernes pasado a territorio mexicano y que reconoció es un asunto de “emergencia nacional”. Los elementos del Ejército estadounidense apoyará los esfuerzos de la Patrulla Fronteriza antes del 31 de octubre y pese a que no se dieron especificaciones de cuántos habrá, se prevé que haya tropas terrestres y aéreas, así como otras áreas especializadas para brindar apoyo en algunas tareas específicas. Ayer, el presidente, Donald Trump, publicó en su cuenta personal de Twitter que los militares se empezaron a movilizar para atender la emergencia nacional de los migrantes ilegales que pretenden entrar a Estados Unidos. Cabe señalar que la próxima semana se prevé el éxodo centroamericano de una segunda caravana de migrantes, en la cual se prevé que viajen más de siete mil personas.