10 de los 32 estados de la República Mexicana han iniciado la etapa inicial de implementación de la nueva Reforma Laboral – que ha impuesto el Gobierno Federal – de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).  Luis María Alcalde, titular de la Secretaría, informó que la nueva reforma implementada es un prototipo de justicia – en el ámbito laboral – que refleja un momento de inflexión en la senda política-laboral de la nación. Sobre todo, con la creación de Consejerías Jurídicas y la armonización de la legislación en la materia.  “Con su entrada en vigor se salda una deuda histórica con las y los trabajadores en México, hemos dejado atrás un modelo laboral obsoleto, que durante décadas permaneció bajo esquemas de control y simulación y que consintió una gradual precarización en los derechos y las condiciones laborales de los trabajadores”, señaló.  Una armonización legislativa ha cubierto a los estados de Hidalgo, Zacatecas y el Estado de México – primeros estados en los que se hará efectiva la Reforma al Sistema de Justicia Laboral este 2020– mientras que los 7 estados restantes (Chiapas, Durango, Guanajuato, Nayarit, San Luis Potosí, Tabasco y Tlaxcala) ya implantaron el proyecto en sus consejerías jurídicas y buscarán ser presentadas ante el pleno de los poderes legislativos locales.  Ricardo Sodi Cuéllar, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia mexiquense, participó en la Segunda Reunión de Coordinación Interinstitucional, en la que se reunieron  autoridades locales y federales que conforman la primera etapa de la implementación. La razón es que el Estado de México será el Estado del centro del país que liderará esta transición. Para el caso de los 10 estados – que incluyen al Estado de México – se enfatizó la importancia de entregar información con respecto a contratos colectivos, registros, estatutos y reglamentos.  De igual manera, Alcalde Luján concretó que es indispensable la actuación de las 10 entidades mencionadas, primeros en arrancar el modelo de justicia laboral, pues liderarán como ejemplo – durante los años próximos – para los 21 estados, y la Ciudad de México, restantes.