El Congreso de Perú, dominado por la oposición fujimorista, aprobó este lunes suspender “temporalmente” al presidente Martín Vizcarra por “incapacidad moral”, después de que éste disolviera el parlamento, y nombró como presidenta interina a la vicepresidenta Mercedes Aráoz. El presidente peruano, Martín Vizcarra, anunció este lunes la disolución del Congreso y llamó a elecciones para elegir un nuevo parlamento. Vizcarra tomó la decisión al considerar que el Congreso rechazó la cuestión de confianza planteada días antes por el gobierno, con la cual pretendía realizar cambios en el proceso de selección de candidatos del Tribunal Constitucional (TC). Sin embargo, horas después del anuncio del mandatario, el Congreso aprobó suspender de sus funciones a Vizcarra durante 12 meses por “incapacidad temporal” y juramentó a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como “presidenta en funciones” del país. Esta medida del Congreso abre interrogantes en Perú, que pasa a tener dos presidentes, Vizcarra y Aráoz. Ésta se había distanciado del actual gobernante, aunque ambos fueron elegidos como compañeros de fórmula de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018). Aráoz, una economista de 58 años que fue ministra del segundo gobierno de Alan García (2006-2011), juró inmediatamente como presidenta en funciones ante Olaechea. “Es mi deber como ciudadana, mujer, madre y vicepresidenta asumir este mandato. Lo más fácil habría sido renunciar. No me corro a mis responsabilidades por más difíciles que sean las circunstancias”, dijo Aráoz, quien calificó como “inconstitucional” la disolución del Congreso. Casi a la misma hora fue publicado en el diario oficial El Peruano el decreto de disolución del Congreso, con lo que formalmente entra en vigor la decisión de Vizcarra. Olaechea dijo que el Congreso votará el viernes la moción de destituir definitivamente a Vizcarra.