El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que seis niños tendrán la posibilidad de salvar y mejorar su calidad de vida, gracias a que una familia donó los órganos de un infante que murió en un accidente automovilistico en Guerrero. Del niño que perdió la vida se pudieron rescatar riñones, válvulas cardiacas, córneas e hígado, con el fin de trasplantarlos a los pequeños que serán beneficiados, quienes no superan los 10 años de edad.